¿A quién le pido un préstamo personal?


La concesión de créditos al consumo ha sido hasta ahora una operación financiera que ha sido monopolizada principalmente por la banca. Esto en España, ya que en algunos otros países esto ha ido cambiando, aunque no es de extrañar que aunque esto está cambiando en el país. Aún haya rastros de esto en lo que tiene que ver con la economía doméstica. 

De hecho, aún lo más normal, es que una persona cuando vaya a solicitar un crédito con cualquier fin recurra a una entidad de confianza. Estas por lo general son entes bancarios debido a su gran historia y longevidad en este apartado. Acá el problema surge cuando se ha recurrido al banco durante toda la vida y no se conocen las nuevas ofertas que existen en este apartado provisto por otros entes de gran confianza. 

En las últimas décadas los bancos en general se han tenido que enfrentar a fuertes competidores, no solo en la banca online, sino contra establecimiento “financieras de créditos” también llamados EFC. Estas últimas son entidades que prestan dinero, con la previa autorización del Banco de España, a sus clientes, con diferentes beneficios que compiten contra los bancos tradicionales, algo que hace en muchas ocasiones estas ofertas mucho más atractivas. 

¿A quién le pido un préstamo personal?

Según los expertos, “No se trata de demonizar a los bancos tradicionales, porque muchos tienen productos con intereses muy competitivos. Sobre todo si la persona tiene un buen perfil. Pero tampoco se debería limitar la búsqueda, porque hay financieras y bancos online menos conocidos que pueden ofrecer mejores condiciones”. Por lo que antes de elegir a quien pedir un préstamo personal se deben analizar las razones por las que se quiere pedir un préstamo. 

Cuando buscamos un préstamo personal por lo general queremos hacer gastos específicos pero bastante pequeños. Los cuales esperamos pagar también de manera cómoda en donde ese gasto no represente luego una gran molestia en el futuro, es por eso que se suelen buscar a las entidades online para esto. Ya que estas no suelen cobrar gastos adicionales por los montos pequeños, o por el tiempo esperado para el pago. 

Además de esto, la clave a la hora de saber a quién pedir un préstamo personal está en comparar entre las diferentes ofertas que tenemos, sabemos que esto muchas veces nos suele quitar mucho tiempo, pero esto es algo que a mediano y largo plazo nos podría no solo ayudar a ahorrar una buena cantidad de dinero, sino que también podría darnos beneficios adicionales que podrían ayudarnos en el pago del mismo préstamo, o a conseguir luego mejores préstamos con intereses muchos más bajos. 

Para concluir los especialistas de HelpMyCash comentan lo siguiente “Lo ideal es conseguir varias ofertas vinculantes y ver cuál se ajusta más a las necesidades del solicitante. Con ellas, también se puede acudir al banco de toda la vida y ver si este presenta una contraoferta que iguale o mejore las de las entidades online. Algo muy probable si la persona tiene una situación económica buena y estable”.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir